Signos previos a la dislexia

20 enero, 2016
- in Blog

La dislexia es uno de los trastornos del aprendizaje más comunes en la población, su dificultad va ligada a una inadecuada adquisición de la lectura y la escritura, en dónde presentan un nivel inferior al esperado según su coeficiente intelectual, su edad y su grado de escolarización.

Los aspectos más destacados en las personas que la padecen son:

  • Errores en la lectura y en la escritura, causados por invertir letras, omitirlas o añadir otras, inventándose palabras.
  • Lectura poco fluida, con la necesidad de rectificarse, leer sílaba a sílaba, etc.
  • Dificultades para comprender el texto leído.
  • Muchos errores ortográficos y dificultad para integrar las normas.

 

Estos síntomas suelen aparecer desde el inicio del aprendizaje de la lectoescritura y son, además, los factores determinantes para el diagnóstico de la dislexia. Pero, también, se han contrastado algunas dificultades que, son comunes en estos sujetos y aparecen en edades más tempranas, entre los 3 y 5 años.

Generalmente, estos niños, presentan un desarrollo más lento del vocabulario, les cuesta retener palabras que usan con frecuencia y a pesar de conocer el nombre no siempre acceden a él, olvidan nombres de personas allegadas u objetos cotidianos, intercambian el orden de las sílabas dentro de las palabras o sustituyen palabras que se le asemejan por estructura fonética.

En ocasiones, presentan dificultades para realizar instrucciones pautadas y aprender nuevas rutinas, ya que les cuesta retener la información y centrar la atención en los pasos a seguir, por lo que realizan las tareas de forma desorganizada y actuando de manera impulsiva.

Estos dos hechos, a su vez van ligados, a la dificultad para memorizar y automatizar el lenguaje secuencial o serial, como los números, los días de la semana, el abecedario, etc.

Suelen ser, motrizmente, torpes y descoordinados, tanto con la motricidad fina como la gruesa. Realizan movimientos poco precisos para saltar, corres, caminar e, incluso, para agarrar el lápiz.

También les cuesta comprender conceptos viso-espaciales, de orientación y temporales, como el tiempo.

 

Ya es en esta etapa, de educación infantil, aparecen las primeras dificultades en la adquisición de los aspectos, directamente, relacionados con la lectura y la escritura. A pesar de estar en una fase precoz del aprendizaje y en donde se presentan los conceptos previos a la lectoescritura, ya les cuesta comprender la idea que lo oral puede representarse por escrito, y nacen las primeras dificultades para reconocer los sonidos dentro de una palabra, para separar las palabras en sílabas… En general, presentan dificultades en todo lo relacionado con la conciencia fonológica, ya que el desarrollo de ésta es más lento en estos casos que en el resto de niños.

 

En estas edades no puede establecerse un diagnóstico de dislexia o trastorno de la lectoescritura, ya que se considera que os niños están en plena fase de aprendizaje y su evolución puede ser variable. Pero es interesante tener en cuenta estos aspectos, para poder empezar a trabajar las dificultades que vayan surgiendo y, así, poder compensarlas lo antes posible.

Núria Sánchez

Logopeda

Núm. Col.: 08/3616

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies