¿Qué podemos regalar a los más pequeños estas Navidades?

En estas épocas son muchos los que empiezan a plantearse cual será el mejor regalo para sus hijos, sus sobrinos, sus nietos…. Que juguetes van a comprarles y qué podrá hacerles más ilusión. Es por eso que me parece importante concienciar a todos lo papás y mamás y quienes tengan que hacer regalos a los más pequeños, la importancia que tienen los juguetes, que aunque los veamos como simplemente algo lúdico para que los más pequeños estén distraídos y contentos, los juguetes además pueden llegar a ser muy educativos para ellos, y por eso es primordial elegir bien que juguetes comprarles en función de la edad evolutiva de cada niño. De hecho el juego sigue formando parte de nuestra educación y de nuestro desarrollo durante toda la vida y nos sigue provocando placer en cualquier edad.

 

Para saber cuales son los juguetes que más se adaptan a nuestros hijos nos vamos a centrar en su edad biológica y en su momento de desarrollo. Cuando los niños son más pequeños, entre cero y dos años están construyendo todos sus esquemas sensorio-motores, por eso les servirá aquellos juguetes que sirvan para golpear, escuchar sonidos, ver, derribar etc.

A partir de ésta edad (a los 3 años aproximadamente) los niños empiezan a construir mundos ficticios, para ellos serán adecuados aquellos juguetes con los que puedan hacer un juego simbólico como por ejemplo muñecas, coches, animales, cocinas, ordenadores, máquinas registradoras, herramientas, etc. Éstos juguetes además potencian la relación con otros niños y consiguientemente potencian la socialización.

A partir de los 6 años los niños empiezan a funcionar mediante razonamiento y normas, por lo que los juegos que requieran éste tipo de funcionamiento serán los más adecuados como por ejemplo juegos de mesa o juegos en los cuales hay que seguir instrucciones.

Para todas las edades existen juegos que además potencian la motricidad tanto fina como gruesa y que acostumbran a gustar mucho a los niños.

Una vez dicho esto no podemos de dar menor importancia a la ilusión de los niños a la hora de recibir los regalos, debemos conocer sus preferencias y sus intereses e intentar adaptar el regalo al máximo a sus deseos. Para ello una forma muy divertida es hacer con ellos la carta a los reyes magos, si el niño sólo quiere juguetes que consideramos que no son acertados podemos hacerle ver la gracia de los demás juguetes para convencerles. Recordar también que para hacer la carta a los reyes no es necesario saber escribir, los más pequeños pueden recortar de la revista los juguetes que más le gustan y engancharlo en la carta, y si son todavía más pequeños y no saben recortar pueden señalar y que sean papá o mamá quienes hagan el trabajo de recortar y pegar.

 

Imma Martorell Vila

Num col. 19467

Psicología clínica infanto-juvenil

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies