¿QUE HAY QUE DECIRLES A NUESTROS HIJOS CUANDO LOS LLEVAMOS AL PSICÓLOGO?

19 septiembre, 2014
- in Blog, Blog

Una de las preguntas más frecuentes con las que me encuentro en la consulta en mi día a día es ésta, ¿debo decirle a mi hijo que lo traeré al psicólogo? O bien, ¿cómo le digo a mi hijo que voy a llevarlo al psicólogo?

 Lo más importante es desmitificar el hecho de que quién va al psicólogo es porque está loco, los psicólogos ayudan a una gran variedad de personas, algunas con problemas graves y mentales y otras con problemas más pequeños, como pueden ser problemas de conducta, malos resultados escolares, incluso hay personas que se dirigen al psicólogo para mejorar pequeños aspectos de su vida en los que consideran que necesitan pequeñas estrategias para llevarlos a cabo. Así pues, un psicólogo es un profesional que ayuda a las personas a sobrellevar sus problemas y por lo tanto, sus vidas de una manera más fácil y llevadera.

 Esto mismo es lo que le comentaremos a nuestros hijos. En primer lugar le preguntaremos si sabe lo que es un psicólogo, en caso negativo se lo explicaremos de la manera anterior, diciéndole que es una persona que nos ayudará a todos (padres, hijos, profesores, etc) a sobrellevar mejor algunos problemas, incluso podemos ponerle su propio ejemplo:

 -Si se trata de un niño que se porta mal: ‘¿verdad que últimamente te portas un poco mal y te enfadas mucho con nosotros? Pues el psicólogo nos ayudará a mejorar ésta situación para que estemos todos más contentos y tranquilos’

 -Si se trata de un niño con enuresis: ‘ ¿verdad que tienes ganas de solucionar tu problema con los pipis? El psicólogo nos ayudará a que éste problema se reduzca y desaparezca’

 -Si es un niño con depresión infantil:’ ¿verdad que últimamente te sientes muy triste y tienes pocas ganas de hacer cosas? El psicólogo nos ayudará a que te sientas mejor, estés más contento y vuelvan las ganas de divertirte con tus amigos.

 Deberemos de tener en cuenta siempre la edad de nuestro hijo y adaptar el vocabulario a su edad, no se lo contaremos con las mismas palabras a un niño de 6 años que a un adolescente.

 En el caso de los adolescentes será muy importante escucharles a ellos dar su opinión, es muy habitual que en un principio se opongan a querer ir, en estos casos debemos de empatizar con ellos (ponernos en su lugar) y decirle que le entendemos, pero que como estamos seguros de que nos irá bien a todos os gustaría que lo probara y diera la oportunidad de acudir el primer día.

 Lo más importante de todo, no obstante, es que nosotros los adultos tengamos bien claro qué es y cual es el papel del psicólogo para poder transmitirle a nuestro hijo la respuesta de una manera más clara. Hay que actuar siempre con normalidad y sacarle importancia al asunto, igual que cuando vamos al dentista o al médico.

 Imma Martorell

 Psicología clínica infantil y juvenil

Núm. Col. 19467

@imma_mv

 

 

 

 

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies