UN BILLETE Y UNA LESIÓN

22 Febrero, 2014

 

Así, a voz de pronto la relación entre un billete y una lesión puede resultar un tanto extraña, es cierto, pero en ocasiones hay pequeñas semejanzas entre ambos:

Cuando un jugador lesionado acude a mi consulta y me dice que se siente impotente, que tiene miedo de no volver a valer lo mismo, de seguir el nivel de rendimiento que había tenido hasta ahora, entonces le pido que me preste un billete… Me miran raro, pero me lo dan… Entonces lo cojo, lo arrugo, acto seguido lo tiro al suelo y lo piso, lo destrozo. Y le pregunto:

– ¿quieres que te lo devuelva?

A lo que siempre obtengo la misma respuesta:

– Si, claro que si.

Entonces aprovecho para hacer la semejanza entre el jugador lesionado y el billete destrozado.

El billete se desarrugará, lo  volverá a guardar y continuará teniendo su valor original. Con él pasará lo mismo, ahora está lesionado y cabizbajo, pero debe ponerse en forma y recuperarse, pues su valor sigue siendo el mismo de siempre.

Por muy mal que nos sintamos ante cualquier situación, nuestra esencia sigue siendo la misma.

Imma Martorell

Psicóloga,

psicología del deporte y de la actividad física.

 

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies